'Ahora que las luces se apagan, levanto la mirada y le veo triunfar. Dentro de poco será otra competición, quizás más larga, seguro más dura. Por medio, habrán pasado muchos días, como ahora, kilómetros de sensaciones, recorridos con ilusión y con pasión. Días buenos, días malos. Días entregados. El reto se hace cada vez más realidad, menos sueño. Y, al final, una playa, miles de olas, y cada brazada es fuerza para la siguiente. El aire que respira es vida que, desde la montaña al mar, del agua a la tierra, con el último aliento, le lleva hasta la meta.'

lunes, 26 de noviembre de 2007

El descanso del Guerrero

Me dijeron una vez que me alejara de las tentaciones para no caer en ellas. Yo tengo mi idea, hay que alejarse de ellas, pero despacio para que les de tiempo a alcanzarte... Bueno algo parecido hice este finde con la tentación de correr la media maratón de Córdoba, era una tentación bastante grande, con Salazar o Juanjo, buen tiempo, dominguito y por mi ciudad, ¿qué más se puede pedir?. Al final decidí tomarmelo de descanso, como hizo mi gato todo el fin de semana, algo de trabajo aeróbico muy suave pero nada más, creí que era preferible perderme la media y entrenar esta semana a tope a correrla y estar renqueante unos días que me impidieran hacer los entrenos con normalidad. Al final me copié de Bayron, a descansar.

De todas formas os dejo la foto de otro hombre de hierro, el gran Salazar, el mejor portero del mundo de todos los que pisan los terrenos de juego cordobeses, ole por ti muela.


Ole Muela

2 comentarios:

Angel Salazar dijo...

ooleee!, que buena cobertura periodistica.
Te comento mi primer medio maraton: hasta el km 15-16, iba fenomeno mejor de lo que esperaba, rodaba a 5.30/km mas agusto que la mar. Pero el tio del mazo apareció; el primer garrotazo me lo endiñó en el km 16. Prosiguió hasta el final con un innumerable repertorio de garrotazos, trancazos, cogotazos y demas. Los km se me hicieron eternos, las piernas me iban a rebentar, solo había un pensamiento en mi mente "que le den a esto, yo me piro pa mi casa", pero sacando esa casta que me hizo famoso por esos pueblos de pacotilla por donde nos moviamos, con el inefable Fernando Furgos, conseguí llegar a meta en 2h03'47'', a 5'52''/km, alentado por mi colega Emilio que estaba en el km 20 (supongo que te distes cuenta que en el momento en que me echastes la foto iba totalmente "ready of paper"). Y antes de entrar al estadio me encuentro a mi hermano quien me dio el ultimo aliento para llegar a la linea de meta y poder gritar al cruzar "QUE TE DEN MEDIA MARATON, HE LLEGAO".
Asi que hoy estoy esfaratao de piernas pero con una sonrisa que aun me dura desde ayer.
Animo muela, si yo he podido hacer lo de ayer, seguro que haces tu triatlon.

Emilio dijo...

Bueno lo importante es que la acabastes dentro de los planes previstos. No dejes de entrenar porque te espero en la de madrid que creo que es en Abril o así.¡¡