'Ahora que las luces se apagan, levanto la mirada y le veo triunfar. Dentro de poco será otra competición, quizás más larga, seguro más dura. Por medio, habrán pasado muchos días, como ahora, kilómetros de sensaciones, recorridos con ilusión y con pasión. Días buenos, días malos. Días entregados. El reto se hace cada vez más realidad, menos sueño. Y, al final, una playa, miles de olas, y cada brazada es fuerza para la siguiente. El aire que respira es vida que, desde la montaña al mar, del agua a la tierra, con el último aliento, le lleva hasta la meta.'

martes, 19 de septiembre de 2017

Hombre cobarde no conquista una mujer bonita

Lo llevabais mirando de reojo unas semanas, sin el valor suficiente de mirarlo a la cara. Sabéis que está ahí porque lo oléis, porque lo sentís y porque lo buscáis, sin querer mirarlo de frente, pero lo buscáis.

Las últimas semanas han sido raras, sensaciones encontradas, días de euforia mezclados con días de dudas, días de subida con días raros, días en los que lo ves tan cerca con días en los que cada vez está más lejos. Pero Él es así, ya lo conocéis, la mayoría ya lo conocéis y a Él le gusta este juego de estar pero no estar, de ser pero no existir, de aparecer y no quedarse.

Por la mañana está tranquilo pero os recomiendo seguir mirándolo de reojo, no abuséis de mirarlo de frente. Tranquilos impacientes titanes, tranquilos porque ya tendréis tiempo de verlo con todo su poder.

Respirar el agua del pantano, el olor a prueba, el sabor a tradición y el tacto de la dureza más extrema esa mañana. No mirarlo a los ojos, sentirlo cerca pero no mirarlo a los ojos.

Recordar esa mañana los domingos religiosos que habéis tenido estas semanas. Como las más fieles beatas habéis hecho vuestra peregrinación cada domingo. La religión, nuestra religión no nos lleva a las iglesias, nos lleva a las carreteras, pero el fin es el mismo, adorar. 
Adorarle a Él, no se si más débil o más fuerte que un Dios, no se si más poderoso que un Dios, pero si se que anterior a todos ellos estaban los Titanes y por encima de todos Él.

La primera peregrinación, su primera penitencia será un puerto en forma de diablo revirado y empinado. Tendréis suerte, en ese momento estaréis todos juntos, de procesión pero cuidado porque os sentiréis solos. Suele pasar, en una inmensidad tan grande cualquier compañía es poca. Mirarle de reojo, habrá tiempo.

Periodo de transición, a veces infravalorado hasta empezar El Boyar. No temerle pero no faltarle el respeto, aprovechar para lamer vuestras heridas, aprovechar para ajustaros la armadura, amarraros los escudos que esto no ha hecho nada más que empezar.

Como un bucle temporal que nunca acaba y que parece que siempre os sitúa en el mismo instante se os presentará El Boyar. No acaba nunca, nunca acaba, porque tras una curva hay otra subida, y tras la siguiente habrá otra y tras la última curva empezará otra vez la primera. No mirarlo a la cara, mirarle de reojo.

¿Habéis sentido frio alguna vez? El frío nació encima de las palomitas, cuando más calor tengáis acumulado, cuando más esteis sudando, cuando los grados más aprieten notaréis lo que es el verdadero frío.
El frío del temor a empezar a deshacer lo hecho, el frío de una bajada ansiada y peligrosa, el frío de tener que dejar vuestra armadura y empezar la batalla cuerpo a cuerpo. Cuidado en esa bajada, no es una bajada normal, como todo en Él, nada es normal allí.

Se han alineado los planetas, los astros y los asteroides, darles las gracias porque sólo así tendréis la oportunidad de acabar lo que habéis empezado, de ajustar cuentas, de terminar lo que tenéis pendiente. ¿Después ? Después seréis los mismos, ni más ni menos, porque siempre tendréis algo pendiente con Él.

El mayor de los engaños que he vivido son los primeros pasos de la carrera. Embaucador profesional te lo pone tan fácil que hasta te da coraje. ¿Ya? ¿Tanto miedo para esto?. Mirarlo de reojo, no lo mireis de frente porque os está engañando.
No seáis cobardes, hombre cobarde no conquista una mujer bonita, pero ser prudentes.

Algodonales, un oasis en el desierto. Permita Cronos, Dios del Tiempo y primero de los Titanes que os caigan 10 minutos en meta por cada mano que cada niño os ofrezca y dejéis de chocarle. No seais tan malditos de despreciar la mano de los discípulos de Él. Es la primera recompensa que os vais a llevar y quizá la más bonita. Ahora si, mirarles a la cara porque esas caras de ilusión, de adoración son para vosotros. Pequeños discipulos que pronto serán grandes titanes, cuanto os echo de menos....

¿Cuántas metas imaginarias os habéis puesto estos días? ¿Cuántos "hasta allí llego como si fuera la meta de Titan" habéis hecho estos días? Muchos, lo sé. Pero cuidado, esa meta imaginaría en tu portal, en tu casa, en tu carril de tierra o en tu parque de entrenos no es SU meta.

Su meta mata porque cada vez faltan menos kilómetros pero cada vez está más lejos. Como aquel bucle infinito estáis donde todo esto empezó, en aquel frio pantano donde visteis casi amanecer. No mirarle a la cara, de reojo, sentirlo como el que huele un pasillo y sabe que ella pasó por allí, pero no está...

Última parte o primera, según se quiera entender la prueba. Si para ti es el final esa subida al pueblo, entonces amigo no has entendido nada. Si esa escalada es sólo el principio de tu nueva vida entonces tienes todo el derecho del mundo de llamarte Titán.

El silencio más absoluto está a 400m de meta, hay metas y metas y hay plazas y plazas. A 400m de LA META Y LA PLAZA sentireis el silencio más absoluto. Es el  momento, ahora si, es el momento de mirarlo a la cara y en ese maldito silencio darle las gracias (no es momento de reproches, ni de "te dije que te ganaría", ni tonterias de triatletas así) es el  momento de darle las gracias por haber dejado que disfruteis de esa maldita prueba. No es un veneno, no, es un antídoto. Antídoto a esa enfermedad nuestra que no deja que pienses en otra cosa. Darle las gracias.

Una caida en el Ironman de Maastrich me va a dejar sin poder ir a mirarlo de frente, pero Él sabe que llevo tiempo mirándolo de reojo, de hecho nunca he dejado de hacerlo. Pase lo que pase, haga lo que haga, nunca dejaré de mirarlo.

Cuidarme mi casa, no revolverla mucho, mas pronto que tarde estaré por allí...

jueves, 3 de agosto de 2017

Tenemos algo pendiente...

Lo mejor de dejar que pase un año sin venir a verte, amigo mio, es que olvidas el sufrimiento al que me vas a someter durante 226 km y a la vez recuperas esa ilusión de lo desconocido de la primera vez, y ya sabemos tu y yo que la primera vez es única, mejor o peor pero única.

Y en esas estamos, después de un año duro y complicado solventando muchas pequeñas cosas, al final tendré la suerte y el privilegio (si de aqui al domingo no sucede nada raro) de estar una vez más en tu linea  de salida, volveré a verte con toda tu majestuosidad, toda tu grandeza y toda tu crudeza, volveré a la prueba de triatlón (en mi opinión) por exelencia, dónde volveremos a pelearnos tu y yo, donde sé que intentarás golpear fuerte mientras nadamos los primeros 3,8km, sé que intentarás tumbarme mientras intentamos pedalear 180km y sé, con toda seguridad sé, que irás a muerte a por mí en los 42km finales de la maratón. Eso lo tengo claro amigo.

Pero es bueno que sepas que esto es como la vida misma. Me encantan esas personas que van de frente con su "es que yo soy así y digo lo que pienso" porque me dejan las puertas abiertas de par en par para hacer una cosa a la que no suelen estar muy acostumbrados, y es decirle yo lo que pienso de ellos, y eso ya les gusta menos.... Así que ten en cuenta que sin perderte el respeto te voy a tutear, que voy a jugar con tus demonios y que cuando vengan tus fantasmas a verme los invitaré a correr conmigo.

Estoy acostumbrado a escuchar que a ti amigo cualquiera puede vencerte, esta muy redicho eso de "bueno, el Ironman lo hace cualquiera". 
Desde siempre he tenido una opinión acerca de eso y es que es mentira o verdad, pero según se mire....y hace unas semanas Alejandro Castañeda lo reflejaba muy bien.

Yo en ese sentido pienso que un Ironman lo hace cualquiera, es cierto. Cualquiera que esté dispuesto a sacrificar 8-10 meses de su vida centrándose única y exclusivamente en una prueba deportiva. Cualquiera que deje de lado muchas muchas cosas de la vida cotidiana y diaria para estar centrado en una rutina de entrenamientos. Cualquiera que se levante antes de ir a trabajar para poder entrenar y madrugue más que para una obligación mayor. Cualquiera que salga de su puesto de trabajo (a 21 km de casa) y vuelva a ella corriendo para sacar horas al día. Cualquiera que deje una reunión social porque al día siguiente toca faena en la bici. Cualquiera que cuando todos van a la cama tenga que completar la sesión de entreno que le faltaba. Cualquiera que pase más horas en bici que con sus amigos. Cualquiera que cuide al mínimo detalle la alimentación porque entiende que eso repercutirá luego en su rendimiento. Cualquiera que antes de invertir en alcohol, tabaco...lo haga en material deportivo. Cualquiera que viaje siempre acompañado de su ropa de deporte porque ni en esas escapadas puede perderle el respeto a la prueba que está preparando. Cualquiera que........ Si, es cierto, el ironman lo hace cualquiera, solo tiene que querer hacerlo y no solo decirlo.

Así que tenemos algo pendiente amigo. Me encanta dejar algo pendiente con las personas porque significa que algo mejor tiene que pasar, que no ha terminado aún la cosa, que no sé ni cuando ni como pero si sé que se alinearán los astros para que acabemos lo que tenemos pendiente tu y yo....
No será el domingo, no. Pase lo que pase seguiremos teniendo algo pendiente porque esta puta locura de veneno ha hecho que antes de que nos veamos las caras el domingo ya tengamos una cita pendiente para 2018. Y es que si no hacemos así las cosas, que sentido tiene todo esto?.

Nos vemos pronto, recarga pilas, luce tus mejores galas, pon tu mejor sonrisa porque el domingo a las 7:15 yo tendré preparada toda mi artilleria, unas buenas piernas y una cabeza ordenada para curzar la selva con mi pequeño multiusos..

Nos vemos pronto amigo, tenemos algo pendiente.....

Ironman Maastrich 2017


martes, 4 de octubre de 2016

Máldita buena suerte la tuya...

Sabes que eres un privilegiado no? Sabes que vas a tener en tus piernas el sufrimiento que muchos deseamos? Maldita buena suerte la tuya amigo...

Cuando ya no cuentas la distancia hacia LA PRUEBA en meses, ni incluso en semanas, cuando ya cuentas lo que queda en días entonces es que realmente queda muy poco.

Abrigate, aunque la mañana sea calurosa abrigate porque el solo mirar hacia la Torre mientras colocas tu bici da escalofríos. Deja la mirada ahí, en la Torre, en el pueblo, no subas mas, ya tendrás tiempo después, ahora disfruta de esa estampa, la imagen mas deseada por los Titanes.





Resuenan los tambores, comienza tu ritual, prepara tu cuerpo pero adiestra a tu alma y a tu cabeza, porque solo ellas te harán llegar a la plaza, las piernas te habrán abandonado mucho antes, quizá al coronar el inmenso Boyar, quizá al exprimirte en las afiladas Palomitas, quizá al desgarrarse en los descensos hacía Algodonales, quizá cruzando la presa o quizá subiendo al pueblo, pero antes o después te habrán abandonado.


Disfruta de su soledad. ¿Drafting? No, esto no es el Ironman de Barcelona ni el de Mallorca, aqui viene gente pura, sin stravas que mostrar, sin ganas de fanfarronear con un tiempo en bicicleta, sin tontos ni legión de tontos que le toquen las palmas. Aqui, los que estaréis sois los más puros que puede haber en un triatlon, los que por unas cosas u otras os lo habéis ganado, y si tenéis ese privilegio no mancharos de marcas, no ensuciaros con trampas, no ganarle a vuestro ego, y por encima de todo, no manchéis el Titan. Sois los mas puros, los demás no vienen a esta prueba.



Siente lo que no habrás sentido en ningún otro lugar, porque mezclar dolor con satisfacción solo lo puedes vivir allí. Satisfacción con mayúsculas, al coronar un puerto precioso y  curveado cuando solo hace dos minutos que estabas tumbado luchando contra las aguas del pantano. Siente esa sensación de no tener fuerza a los 10 minutos de comenzar el sector de la bici. La recordáis los que ya habéis venido? Es impresionante. Los que debutais, disfrutad ese momento, ningún Ironman, Ultraman, Extraultrahiperman os va a dar eso, esa sensación de no poder más al empezar y seguir es la que solo tienen los Titanes. Maldita buena suerte amigo...

 
Baja rápido, no te relajes, no se si la bajada es más dura que la subida, no pierdas ni un segundo que luego necesitarás en la carrera, pero baja feliz porque acabas de coronar el último pico de hoy y eso significa una cosa, vas a tener la oportunidad de sufrir durante 21km. 
Respira hondo al bajar, la carrera comienza, llénate de aroma a Zahara al pasar justo a su lado en el penúltimo giro del descenso porque para volver a sentir que estás en el pueblo te lo tendrás que ganar.

Ahora sí. ¿Eres un Titán? ¿Te has llenado la boca diciéndolo estos últimos meses? Demuéstralo, venga, demuéstralo ahora. Dolores donde no sabes que puedes tenerlos, calambres en los calambres, pisadas al aire y musculatura castigada. Es tu momento Titán, demuestralo.

Párate, si, párate y respeta. Estás cruzando por tierra santa, Algodonales y sus gentes te están animando. ¿Te lo mereces? Puede que sí, pero los verdaderos Titanes saben que no hay nada merecido hasta llegar a Zahara. 
Párate, ni se te ocurra no chocar la mano a uno de los pequeños y pequeñas que te la ofrezcan, ni se te ocurra porque estás manchando a Titán. Titan son ellos, los voluntarios que te han dado su tiempo y sus energías y Titan son esos pequeños a los que se les ilumina la cara al verte pasar.

Ya, la presa y el pueblo. Ya lo tienes, aprieta, no por tí sino por ella a la que le has robado tantas horas por ese capricho tuyo de hacer LA PRUEBA,  por ellos a los que les has quitado el desayuno de los  fines de semana para irte a forjarte. Aprieta por los que no vamos a poder estar en la salida, un verdadero Titan sabe que es un privilegio estar allí y los que faltan están más doloridos en la distancia que tu mismo. 
Aprieta y mira la iglesia, aprieta porque seguro que desde arriba alguién está orgullos@ de verte, Titan.

Cruza la meta, maldita buena suerte amigo. Enhorabuena, disfruta de mi casa, cuídala, no me la manches que tengo que volver pronto.

Enhorabuena Titanes...




lunes, 7 de septiembre de 2015

Recuerdas?

Te acuerdas? Lo recuerdas bien? Eres consciente aún de por qué empezaste con esto?. Seguro que si, no es posible olvidar tan rápido lo que EL te despertó cuando lo conocistes. 
No hace falta pensar mucho porque solo con echar la vista atrás sabes cuando sentiste la llamada. Cuando el estómago te dió un vuelco al oir hablar de una prueba deportiva, simple y llanamente, como el amor a primera vista, como cuando viste a aquella rubia en aquel momento y no apartaste la vista de ella, como cuando pasó delante de ti la morena que ya ha sido el faro de tu vida, como ese sentimiento de estómago vacio y revuelto. Esa es la llamada, ese frio en el cuerpo cuando es Agosto, ese calor de pies a cabeza en pleno Diciembre, eso es la llamada y eso que sentiste es lo peor que te pudo pasar porque ya estas perdido.

Entonces, en aquel momento, no te enamoraste de la feria del corredor mas grande del mundo, de mochilas serigrafiadas ni de camisetas rimbombantes para bajar a por el pán y pode lucirte. No sentias ese afan tan hondo por una bici con acoples largos ni por unas ruedas que no son ruedas, no eran las gafas mas caras del mundo ni las zapatillas que consiguen que apruebes unas oposiciones. 

Entonces era solo deporte. Era un pantano, azul y transparente como las lágrimas que echarias al cruzar su meta, era una carretera, empinada como pocas, dura como muchas, única como ninguna. Era una y cien curvas enlazadas, era un continuo "deja-vu" en el que el tiempo se paraba pero las piernas seguian y seguian dando pedales, y tras una curva otra subida y tras otra curva otra subida y tras la última curva de nuevo la primera subida.
Era un pueblo, blanco como el alma de los Titanes, complicado como conseguir llegar a él y puro como la gente que lo creo. Porque solo era deporte, puro deporte.

Era soledad, porque no hay miles de personas alli, alli solo van los elegidos, por eso era soledad, soledad en una sierra de pelicula, pero una soledad aceptada y pedida, no quieres a nadie a tu lado, un par de gritos de ánimo pero era soledad con tus recuerdos del camino, del duro y complicado camino como ese bendito pueblo., complicado y puro,

Entonces aquella vez (y aun hoy) era miedo. Al nombre, a SU nombre, al recorrido, al reto y a faltarle el respeto a LA PRUEBA. Hoy es miedo, miles de kilometros despues en tus piernas y en tu mente, sigue siendo miedo. Bendito miedo que hace que ahora, aqui solo como en aquella maldita sierra, el estómago este dandose un revolcón de emoción. Era miedo, miedo hasta de cruzar la meta porque no sabias si eras digno de EL. Miedo, han pasado tantas metas y sigues sintiendo tanto miedo...

Era, es, pedales, mirada baja, y pedales, gotas de sudor en el manillar y pedales, giros lentos y más pedales. Era, es, continuar, siempre un poco más, siempre un empujón más, y subir, y subir y seguir subiendo hasta pedirle permiso a los mismisimos dioses para poder bajar, hasta rendir pleitesia a los Titanes para que te den la bendicion de poder bajar. Complicada bajada, complicada y pura, como ese pueblo blanco.

Recuerdas ? Era correr, correr y correr, nada más. No era un estudio de nutricion alimenticia, no era supinar o pronar, no era ni es minimalista ni maximalista, era y es correr,  era correr y comer, correr y comer, correr y comer, y aguantar. Y en el último suspiro, seguir aguantando.
Juntar tu alma con la de los fantasmas que te vienen a visitar en Algodonales cuando das la vuelta a la plaza y ves en el horizonte una mancha blanca, complicada y pura. Es momento de ser educado, hablarles a los fantasmas, invitarlos a correr a tu lado y que la mancha blanca cada vez se haga mas grande, mas pueblo, mas plaza, mas torre, mas Titan. Díselo, no te preocupe hablarles a la cara: "cabrones, veniros conmigo porque yo voy a LA PLAZA, este ya no se me escapa, asi que acompañarme si quereis o quedaros detrás para ver como cruzo SU meta".

Entonces, ya sin fuerzas eliges y elegiras ralentizar la vuelta para que no acabe. Maldito pueblo blanco, sin un gramo de fuerza y ralentizas la marcha para sufrir un poco más, para que no llegue tan pronto, como el que retrasa la apertura de un regalo, sabes que ya lo tienes pero no quieres que acabe, que dure, aun sufriendo, que dure, aun sintiendo el dolor que no has sentido nunca, que dure.
Es escalar, porque ya no hay camino, solo queda escalar, porque la carretera se acaba y queda seguir subiendo, porque la gloria está tan cerca, complicada gloria que no quieres ni olerla aun.

........y por fin es,era y será plaza, pequeña y magica. Siempre estará ella, pequeña y acogedora, caben solo los que deben caber, no más. Ni gradas para televisiones, ni podiums de oro, ni arcos de meta de diamantes. Solo plaza, complicada y maldita plaza, pero sin ella LA PRUEBA no sería tan grande, no seria la mas grande.
No la menosprecies, por la noche, en la soledad del pueblo blanco no la menosprecies porque al dia siguiente daras tu vida para volver a verla iluminada. Titan es Plaza, solo una pequeña y bendita plaza.



Hoy, aqui, sin saber si podre ir a luchar con el, sin tener claro aun a falta de demasiados pocos dias si tendre el honor de estar en aquel pantano junto a unos pocos elegidos, hoy me siento un privilegiado por estar donde pocos seres humanos han estado.

domingo, 31 de mayo de 2015

La noche de los "¿por qué?" en la Isla de las Verdades


Mensaje anterior
Te voy a respetar, vamos a estar un largo tiempo juntos, no te llevare la contraria en todo el rato, solo quiero intentar vencerte, creo que es de ser un guerrero honrado decirle a su adversario las intenciones de la batalla.

Yo lo hago, y además te pido ayuda y compasión para lograrlo, no pienso faltarte el respeto ni caer en el error de intentar atacarte, solo quiero que nos respetemos para después, aun teniendome a tu merced, poder ganarte.

Ten en cuenta, ingenuo deportista, que aún cruzando la meta no has ganado, el ha sido condescendiente contigo y solo por el respeto que le has mostrado todos estos meses y por el respeto que le mostraste el día de la prueba, te dejará cruzar la línea, nunca lo olvides.
Vas a pasar momentos malos,muy malos o extremadamente malos, solo son esas opciones.

 El momento bueno solo llegaría al detenerte pero esa opción no la contemplas. Que maldita locura, conoces la solución al problema, ,sabes cual es el paso a dar para aliviarlo todo y no eres capaz de tomar esa decisión. Le pones límite al dolor, pero no lo haces. Maldito puto veneno....

Aún cuando no ha amanecido sabes que va a venir a por ti, aun sin verlo lo hueles. Vas a una guerra perdida, pero vas, y ese paso lo va a marcar todo. Es tan demoledor que en la línea de salida hace que por un instante, una milésima de segundo , te permitas la idea de volver atrás, bajar la cabeza y aceptar la derrota sin haber empezado a luchar. Pero una sirena en forma de dos mil personas entrando a nadar te devuelve a la realidad, ya ha empezado todo, no hay marcha atrás. .....

Lanzarote es EL IRONMAN, es LA PRUEBA, es el padre de los hijos, es el sufrimiento extremo, es la justicia y es la paciencia, es la agonia y las ganas, el viento a las veletas, la ilusion de los presos, el miedo de lo prohibido. Lanzarote es IRONMAN.

Aterrizar en la isla implica oler ya a viento, implica temblor de piernas al recibir en la cara el azote al salir del aeropuerto. Esta cerca pero está muy lejos, es una increible sensación de sentirte importante por donde estas y pequeñisimo por lo que te espera.

Hay un ambiente "profesional" que te contagia, desde muchos dias antes de la prueba ya se ven locos corriendo, nadando, pedaleando. El circuito de natación preparado con muchos dias de antelación para poder entrenarlo, avituallamiento al salir del agua sin ser dia de prueba, fotografos por alli inmortalizando a los locos que no van a tener bastante dias despues sino que ya necesitan afilar las armas, mas avituallamientos en el paseo maritimo para los que activan piernas los dias de antes. Lanzarote es Ironman.




 Triatleta, ten en cuenta que si los dias de antes no te haces la foto en el Diablo de Timanfaya o en el cabezón del Ironman, no te dejan salir el día de la prueba, no lo olvides.

La noche de antes de un Ironman no es nada recomendable, no es motivante, no es relajante, no es alegre. La noche de antes de un Ironman es la noche de los "¿por qué?" .

Como es tradición, paseo en solitario hacia el lugar de la meta, ya no la veré más hasta mañana cuando hayan pasado muchas horas, siempre voy a verla, despedirme con un "nos vemos en un rato....."



Si tu supieras, en serio, lo que ofreces, entenderías por qué, por qué sigo aqui desorientado entre estas calles ventosas, tratando de aferrarme a todo eso que no sabes que me ofreces


La natación es un desembarco de dos mil personas en unos 30 metros de ancho y deseando llegar a una boya situada a unos 160 metros. Es una pelea de boxeo, sin miramientos. Eso es el triatlon, tus mayores enemigos en el agua con los que luchas literalmente por no ahogarte, más adelante serán compañeros de viaje en la bicicleta y más adelante serán almas gemelas, hermanos de sangre en la maratón, eso es el Ironman.


Una pequeña idea con este video...

Mil consejos los días previos hacen que me tome el agua con mucha tranquilidad, situandome en una "educada" posición respecto a los otros dos mil, sabiendo mis tiempos y mis ritmos, educación deportiva le llaman, yo le digo no putear ni que luego te puteen....
Dos vueltas de 1900metros, muchisimos golpes, muchos, mucha ansiedad que solo se soluciona moviendo los brazos y no levantando mucho la cabeza para no ver lo que tienes delante, solo mover y mover los brazos. Salida a la arena tras la primera vuelta y de nuevo al agua, algo ya más aclarada porque el monstruo se ha ido alargando.

No lo paso excesivamente mal, solo lo paso muy mal por los golpes y las peleas pero aun así se me pasa rápido y de forma amena. Creo que haber hecho mi mejor tiempo, y por que no decirlo, un gran tiempo general (cosa que no dire de la bici y la carrera) en una natación de un Ironman responde solo a intentar nadar lo más rápido posible para no morir.


No me queda na colega.....

La transición es un poco sucia, en todos los sentidos ya que se hace en la misma playa con lo que ello conllevará más adelante en la maraton. Para esto, siento decirlo, los alemanes y los suizos se portaron mucho mejor.

Foto TRIBIKE

Con mucha calma hay que cambiarse de ropa, secarse, vaselina por aqui, crema solar que si te ponen los voluntarios por allá, y vuelta a salir a la arena para subir al paseo maritimo. Mal, esto esta muy mal. Una moquetita señores que son 2000 tios a 500 euros por tio, un poquto de Leroy Merlyn y un cespecito artificial cojone...

Que si "Keneth" que mucho deito parriba de animo, pero que te gastes la pasta en aprender Español, que hablas peor que Radomir Antic y que pongas algo blandito en el suelo illo.

Comienza el Ironman, antes se ha nadado casi 4km, pero comienza la prueba. Desde que vas nadando vas viendo como las palmeras del paseo se doblan tanto que parecen querer tocar el suelo. Ahora vas a dejar de verlo, lo vas a sufrir.


180 kilómetros para demostrarte quién eres, cuánto y cómo has entrenado y que cantidad de sufrimiento estas dispuesto a pasar. 180  momentos para acordarte de mucha gente.


La bici inclinada el 80% de la prueba, no solo luchas por avanzar sino tambien por no doblarte. Autentica batalla durante todo el recorrido.

Foto: Toño Rodriguez


 Van pasando los primeros kilometros con un numero incesante de gente pasandome como cohetes. Ya me había avisado el profesor y mi amigo Alvaro "te van a pasar los guiris como locos, dejalos que luego caen como cucarachas" y eso hago. La gente con la boca abierta, como peces fuera del agua, yo a lo mio, no conozco el recorrido y no conocía la crudeza del mismo, así que con toda la calma posible.

El peor momento de la prueba. Km 50, Timanfaya. Es como Marte pero con una carretera en medio, viento por todos lados, nubes, frio.... El peor momento, 50km de viento incesante, piernas ya cansadas e inevitablemente llega el "hoy no es el día, creo que no voy a poder con esto. Me quedan 130 y esto no ha empezado, puto Ironman de los cojones"
 Foto xotto.es

La única motivación para seguir es ponerle límite al sufrimento, la cabeza es así de lista. "Bueno, venga sigue, piensa que es el último que haces, piensa que son los ultimos km de bici en un Ironman, asi que empieza a restar amigo, empieza a quitarle km al sufrimiento porque en esta ya no nos vemos más....." (ingenuo, engañador de mentes...)

 Foto Erika Machín

 No queda más remedio que seguir. Y hoy, ahora, voy a romperle el corazón a los románticos. Me parece un recorrido feo, lo siento, si feo. Hoy solo recuerdo 5 sitios memorables, El Golfo, Timanfaya, Haría, Famara, El Río. Nada más, hoy no tengo más recuerdos "mágicos" del recorrido en bici, me parecen tramos muy "simples" y muy duros, a lo mejor eso influye pero lo siento.

Subida al Mirador de Haría, dramática. Viento en contriísima, frio, pocas fuerzas.... "joe, voy a ser el único gilipollas que se retire en Lanzarote por una hipotermia"

Al coronar Haría, avituallamiento personal, estoy helado y le pido periódicos a los voluntarios pero no tienen asi que recurso, recojo dos bolsas de los avituallamientos de otros triatletas y con la mia me hago un medio chaleco porque si no en la bajada hubiera muerto, de hecho bajo todo el puerto tiritando, un drama.

Más paciencia, y espectaculo al subir el Mirador del Rio. Digno de pararse, y mirar aquello, eso si es Impresionante. Error los que decían que la bici de Lanzarote acababa en el 125 al coronar el Río, grave error, aqui la razón la tiene el profesor que me dijo "la bici acaba en el 165, antes no", y así es, porque despues de una preciosa bajada de 11km te quedan muchos repechos, Nazaret, viento, tramo de carretera que parece un sembrajo....quedaba mucho aún, pero seguimos en modo boca cerrada, pulso bajo, y guarda que te guarda...

Km 165, ahora si, bajada a mil por hora con viento de culo, por fin viento de culooooo¡¡¡¡, llaneo rápido y ya está, Puerto del Carmen, ahora sí se acabo esto.

Transición cómoda, extraña sensación de piernas buenas, empieza el jaleo. 42km a pie, para ahora sí, ponerle fin al sufrimiento.



 El Puerto es una fiesta, lo de los voluntarios no tiene nombre y lo del público tampoco. Vamos a empezar a restar kilómetros al gigante.

Al principio todo según os planes, la comida, el ritmo, el disfrute, todo va bien amigo, todo va bien. En el km 10 primer bajoncillo, y cometo, creo, el error más grave de toda la prueba. Le falto el respeto a mis entrenamientos, a mis piernas y a mi sufrimiento de todos estos meses.

No me extiendo mucho porque es complicado de entender, pero simplemente decido porner un ritmo "diferente" al entrenado, diferente al que me habia ganado este año, pero en ese momento creo que es lo mejor.

Caida en picado desde el 20 al 30, con muchos parones y algún problema de estómago. Aparecen los viejos fantasmas pero esta vez tengo la solucíon, asi que los invito a que se vengan a terminar el Ironman conmigo. Vuelvo a probar a ir a mi ritmo, con mi rutina de comida y aunque parezca un suicidio resulta que es la solución.

Cada vez mejor, cada vez mas "rápido" cada vez mas Ironman, cada vez mas "este cabrón ya no se me escapa"

Le han llamado el Ironman más duro del mundo, y una de las ediciones más duras que se recuerdan. Yo no lo haré, yo solo digo que Lanzarote es EL IRONMAN.

Y ya está, a veces no se festeja un tiempo ni una posición, a veces la alegria y la rabia es de haber engañado a tu cabeza, de haberte vencido a ti mismo.

Como estos tres momentos no tienen explicación, o yo no se contarlo con palabras, ni lo voy a intentar....








miércoles, 20 de mayo de 2015

Aquellas metas son estos sueños, aquellos sueños son ahora estas metas

Aquella piedra que un día llegó de Lanzarote, ahora va a volver a su sitio. Dicen que las rocas volcánicas de La Isla tienen un poder que el que las posee y las lleva cerca siente una energía no usual. Ha estado conmigo muchos años porque al hablar de la isla, al hablar de Ironman, cuando solo era un sueño, se me iluminaban los ojos de esa manera no usual.

Yo, reacio como nadie ha hablar de "sueños", ahora, una vez más, tengo que tragarme mis orgullosas palabras de que "los sueños no existen" para admitir que si, que llegan, que con, eso si, muchísimo sacrificio y trabajo por parte del soñador, esas ilusiones son cada vez mas realidades, esas metas son cada vez menos sueños, y esos sueños son cada vez mas metas superadas.

Dos Ironman en las piernas (pocos, ya lo sé), y otro que viene en camino. El sábado a las 7 am saldrá a la luz el tercer ironman, el más soñado, el más prohibido pero el más deseado. Si, a las 7 am, porque despues de preparar dos y cruzar sus respectivas metas, este año por fin he comprendido que lo del sábado es solo un regalo, que el estar alli con los pies helados por el frio, con el corazón congelado por el miedo es un gran premio, y que el Ironman ya ha pasado. 
El Ironman han sido estos meses de atrás, por fin lo he comprendido y por fin lo he disfrutado así. Ha sido nadar a las 7 de la mañana para tener tiempo por las tardes para disfrutar haciendo otras cosas y/o volviendo a entrenar, ha sido salir del colegio muchos muchos jueves y recorrer los 25km que hay hasta casa  corriendo como el que vuelve del trabajo pero ha perdido el tren, ha sido volver a entrenar solo, el Ironman asi te lo exige porque no hay mente lúcida que te acompañe a todas las horas que le has echado, a veces también faltan otras cosas para acompañarte.
El Ironman ha sido no desayunar en casa ni un fin de semana tranquilo, comer a horas desagradables sin una mala mirada ni un solo reproche o acostarse temprano para madrugar al día siguiente mientras tu tribu sigue disfrutando de la vida.

Pero no solo el Ironman supone estos sacrificios (que por otro lado no descubro nada ya que cualquier deportista de larga distancia sabe muy bien de lo que estoy hablando). El Ironman son miles de recompensas durante estos meses porque si no, no valdría la pena en absoluto.
Es correr más rapido y más cómodo que en cualquier otro momento, es notar como vas mejorando, con paciencia, semana tras semana, es no caer enfermo gracias, por que no, a él y a sus exigencias que te fortalecen, es sacar muy buena nota en las pruebas que haces durante el año, es todo eso y más porque si no, no valdria la pena en absoluto.

Dicen que las metas las pone uno mismo, no lo creo, pero si es cierto que los sueños o ilusiones se cumplen, y el sábado vamos a cumplir una de ellas. Cuando hablar del Ironman de Lanzarote era una cosa tabú por toda la dificultad que conlleva, ahora, el sábado a las 7 am se va a hacer realidad. A lo mejor el premio acaba a las 8:15, o a las 12:30 o a las 14:00, o, si el gigante me deja, a lo mejor acaba cruzando su meta, pero sea a la hora que sea, el Ironman ya está en las piernas.

¿Y la meta?, la meta la he cruzado tantas veces este año que una mas una menos no me va a cambiar mi alegría ni un gramo. La meta la cruzaba cada día al acercarme a casa, cuando después de 25km corriendo y cuando ya no hay energia en tu cuerpo o despues de una dura transicion al soltar la bicicleta y echar a correr sin fuerzas, cuando solo quedaban 200m para el portal y ya no habia ni energía, ni ganas de seguir corriendo, hacía un ultimo esfuerzo por cruzar el pasillo de meta, siempre vacío y silencioso, pero que yo he imaginado todas y cada una de las veces repleto y bullicioso. 

La meta estaba debajo de mi casa, cada uno de los entrenos que he completado. La meta ya la he cruzado este año una y mil veces, una mas una menos no va a significar nada.....







Pasillo de meta, cada vez que conseguía atravesarlo una medalla más colgaba del cuello.

martes, 16 de septiembre de 2014

Fallarle a un amigo

Es que eres tan grande, estas tan por encima del resto, pones a los guerreros a tal límite que ni acabar dos Ironman, ni siquiera que uno de ellos fuese hace solo un mes y medio y que su entreno aun este latente en las piernas, pues ni siquiera eso hace que sienta la confianza necesaria para ir a verte.

Y te llevo mirando de reojo 40 dias, sin nombrarte, sin comentarlo con nadie, ni siquiera los mas cercanos, pero sabiendo que estabas cerca y que cada entrenamiento, sin ser asi, estaba dedicado a ti, a ti amigo.

Pero no he gestionado bien el post-ironman, me queda mucho que aprender en este mundo de la larga distancia y tengo que seguir escuchando y tomando apuntes, como buen alumno. 
No he gestionado esa depresión post parto despues de Zurich y no he conseguido volver a la senda correcta hasta esta ultima semana, vaya mala leche, a falta de dos semanas empiezo a encontrarme bien, a falta de dos semanas sumándole no haber parado mucho despues del Ironman y sumándole los entrenos para hacer Zurich servirían para cualquier medio ironman que se precie, de sobra, gestionar bien las fuerzas, controlar la natación, no pasar de revoluciones el motor en la bici y dar lo que sobre en la carrera a pie. Valdria para todos, para cualquier prueba de esa distancia, para todos menos para ti. Ni antes con la distancia "estandar" ni ahora con la distancia "definitiva", imposible, no es suficiente.

Me enseñaste a sufrir por algo, a superarme dia a dia, a aprender de los errores, a ser paciente, a saber escuchar a las pruebas y llegar a un acuerdo con cada una de ellas cuando te ponen en aprietos, a correr con los fantasmas al lado, invitándoles a que sufran contigo, me enseñaste muchas de cosas que luego me han marcado para mis pruebas venideras, pero por encima de todo me enseñaste a no faltarle el respeto a una prueba, faltarle el respeto a una prueba es como fallarle a un amigo. 
El no se merece que llegues tarde a recogerlo, que hables mal de el a las espaldas, que le robes a la niña que le gusta o que te vayas despues del cole con el otro a jugar al futbol dejandolo a el en casa aburrido. 

Y por eso, por encima de todo por eso último no voy a fallarte este año. ¿Ganas de verte? no imaginas cuanto, demasiadas, tantas que estos dos ultimos dias varias locuras han pasado por la cabeza. Pero gracias a ti, lo que me hiciste aprender hace unos años, no ire a verte.
¿Ir a ver la prueba? Pon a alguien que esté a regimen delante de un buffet libre, pon a un ludopata delante de una sala de juegos o pon a un alcoholico en periodo de desintoxicación delante de una botella de vino. Sería demasiado sufrimiento.

Vendrán mas oportunidades de ir de fiesta contigo, habrá más momentos para bajar a los infiernos a reirnos juntos y aunque este era el año, no será este año cuando nos veamos.

No seas muy duro con ellos, al fin y al cabo son Titanes..