'Ahora que las luces se apagan, levanto la mirada y le veo triunfar. Dentro de poco será otra competición, quizás más larga, seguro más dura. Por medio, habrán pasado muchos días, como ahora, kilómetros de sensaciones, recorridos con ilusión y con pasión. Días buenos, días malos. Días entregados. El reto se hace cada vez más realidad, menos sueño. Y, al final, una playa, miles de olas, y cada brazada es fuerza para la siguiente. El aire que respira es vida que, desde la montaña al mar, del agua a la tierra, con el último aliento, le lleva hasta la meta.'

viernes, 8 de agosto de 2008

Aquellos maravillosos años....

Despues de la paliza que nos pegaron anoche jugando al padel (Cuñao tenemos que compenetrarnos mas eh?), recogi la bici de montaña que me ha dejado El Cuñao para que pueda competir el sábado y esta mañana habia que salir un ratillo con ella para domarla.
No queria hacer mucho asi que cogi el camino del canal y palante. Ha estado muy bien, mas que por lo que ha supuesto de entrenamiento, por lo que ha supuesto de recuerdos.
Lo primero ha sido salir a la antigua usanza, como he hecho toda mi vida. Hoy no habia culotes con bandana blandita, no habia maillot con bolsillos con las barritas o geles para comer, no habia guantes en mis manos, ni siquiera habia casco (iba a salir poquito y despacio) que protegiera mi cabeza, tampoco habia rutas prediseñadas con subidas y bajadas, con rectas para rodar o repechos para entrenar, no habia grupeta de triatletas hablando de triatlon, no habia marcas de cuadros ni de zapas, no habia calas en los pedales, no habia pulsometros que midieran las pulsaciones, la temperatura, las calorias, los metros ascendidos, el ritmo llevado, la velocidad media, la distancia total...
No habia nada de eso, habia un pantalon, unas zapatillas y mi bicicleta (bueno la del cuñao), ni siquiera la camiseta puesta, como lo haciamos antes, y habia una ruta por el campo de toda la vida, paralelo al tubo y al canal que me vio crecer, en el que no habia series ni te cobraban 4.30 para entrar a nadar, alli nos bañabamos a las 4.30 con las zapas puestas para no pisar "nada" y nos poniamos betadine con agua (¿eh hermano?)para ponernos morenos, alli he corrido mas kilometros que en toda mi vida, alli alguna noche nos hemos bañado solo con la luz de la luna, no hay focos ni farolas, hay intuicion, poco miedo y mucho cachondeo.
Lo he pasado realmente bien, yo solo, sin mi bici, sin sentir que estaba entrenando, solo con mi cabeza,lo he pasado bien. (creo que he sido un poco pesado no?jejeje)

Este es "el canal, de toa la vida"

Bueno pues cada vez tengo mas ganas de competir mañana.La bici de montaña no la domino casi nada y creo que tiene subidas duritas pero me da igual, voy con Oscar y eso me ilusiona, es mi 7º triatlon y me gusta seguir sumando, voy a probar algo diferente por ser cross, y por encima de todo me hace sentir triatleta y eso me encanta.
Ya os contare a ver si lo disfruto, de momento esta tarde no hare nada, coca cola con mi hermano Pablo, charlita, descanso, ah¡ y depilarme que no quiero que me pase como a Manolo Marmol,(si lo quereis ver apagar el reproductor de musica de la derecha para no volveros locos) que arte mas grande¡¡








Ya os contare, pasadlo bien

3 comentarios:

Furacán dijo...

¡Suerte! y cuidado con las bajadas de BTT que son lo peor.

illucamina dijo...

A veces hay que regresar al pasado para coger fuerza e ilusión para el presente. Mucha suerte porque no hay 7º malo, jeje. Un beso

Emilio dijo...

Furacan es verdad que las bajadas eran muuuy jodidilas pero bueno estuvo muy bien, un saludo krak.

Illucamina muchas gracias, salio bien pero muy mejorable, besos